Nadie mueve su cuerpo al ritmo de nada

Tiempo

Me falta tiempo para escuchar música. El otro día hice dos listas, una con los discos 2014 que tengo pendientes y otra con las bandas que escucho esporádicamente, de las cuales conozco una que otra canción o que sólo he escuchado un disco. Esas bandas cuyos nombres he leído desde hace tiempo pero que por tiempo aún no he podido escuchar bien. 

Parece que la aparición de bandas nuevas, de discos, de canciones, va más rápido que nunca. O más rápido que la vida, que el internet, no sé. Pero cuando el tiempo libre significa buscar y escuchar música, quedarse sin tiempo libre es seguir dándole vueltas a las bandas que escucho todos los días. No es que sea malo, pero escuchar tanto de lo mismo termina aburriendo, o mí me termina aburriendo, y no es la gracia.

Por eso, no es raro que siempre esté preguntando por discos nuevos o bandas nuevas. Porque si bien es bacán escuchar las bandas que uno siempre ha escuchado y que no van a aburrir, también es bacán encontrar música buena y dejar de hablar de los mismos. Pero cuesta, no buscamos.

Probablemente eso explique que mi lista de bandas se reduzca algunas bandas más “nuevas” y también a cosas que no sé porqué no di antes con ellas, Joy Division, Spacemen 3, Modest Mouse, Beirut, Yo La Tengo.

Sí, es muy fome darte cuenta que el maldito tiempo no alcance para escuchar todo lo que quieres escuchar, todo lo que podrías haber escuchado hace años y que por una u otra razón no escuchaste. Es fome que falte tiempo para escuchar música.

Igual de fome que darte cuenta que a veces, en cuanto a gustos musicales, estás solo. 

(Escribí esto escuchando este disco que por cierto amé)

for-the-neighborhood:

Arcade Fire, Lollapalooza Chile 2014 photos by Javier Valenzuela

(Source: rocknvivo.com)